Campaña

En tiempos de crisis, la presión sobre las y los líderes empresariales es inmensa. Cuando la existencia económica de las empresas se ve amenazada, las medidas de cumplimiento pueden no ser una prioridad en la agenda de las mismas. Pero ignorar los estándares de cumplimiento y sacrificar la integridad solo conducirá a un círculo vicioso, que empeorará la crisis y pondrá en peligro los logros alcanzados en la lucha contra la corrupción.

Para superar la incertidumbre global, debemos ser capaces de confiar unos en otros, unirnos y ser transparentes en nuestras acciones. Debemos asegurar que nuestros fondos de emergencia lleguen a aquellos y aquellas que más los necesitan. Es por esto que Alliance for Integrity, junto a sus aliados de todo el mundo, ha iniciado esta campaña para crear conciencia sobre el problema y para hacer un llamado a los sectores público y privado, a la sociedad civil y a la academia de contribuir en la formación de un campo de juego nivelado. Solo a través de acciones colectivas podemos construir un futuro económicamente sostenible con igualdad de oportunidades para todos y todas.